Cannabinoides sintéticos: efectos y riesgos

Cannabinoides sintéticos: efectos y riesgos

Existen tres tipos de cannabinoides: endocannabinoides o cannabinoides endógenos (que genera nuestro propio cuerpo), fitocannabinoides (que se encuentran en la planta del cannabis, como el THC, CBD…) y cannabinoides sintéticos (fabricados en laboratorios). Estos últimos son unos de los menos conocidos. Aquí se repasan algunas de sus claves, efectos y riesgos.

¿Qué son los cannabinoides sintéticos?

Son compuestos químicos artificiales que actúan sobre el cerebro y afectan a su funcionamiento. Han recibido distintos nombres como “spice”, “skunk” y “k2”, entre muchos otros, y en la actualidad están aumentando en el mercado de las drogas.

Se mezclan o pulverizan sobre el material vegetal, se secan y, una vez envasados, se venden en comercios o en internet principalmente como mezclas de hierbas para fumar (comúnmente conocidas como “marihuana sintética”).

También se venden como líquidos para fumar en cigarrillos electrónicos o como inciensos, ambientadores u otros productos.

A menudo se comercializan como alternativas legales y no dañinas de la marihuana, pero la realidad es que presentan riesgos y pueden afectar el cerebro con mucha más potencia que esta.

Que no te líen: no son cannabis, son compuestos químicos fabricados que pueden tener efectos graves en la salud

El número de cannabinoides sintéticos nuevos que se detecta cada año va en aumento (desde el primero que se identificó en 2008 hasta llegar a 160 en 2015). Además, la composición de estas sustancias es variable, incluso dentro de un mismo producto. El número de productos nuevos que salen al mercado cada año, con nuevas composiciones, y la variedad de sus componentes, hacen que la persona que los consume no sepa qué está tomando.

Efectos

Personas consumidoras de cannabinoides sintéticos expresan algunos efectos similares a los que produce la marihuana, como son:

  • Ánimo elevado
  • Relajación
  • Alteración de la percepción: la persona no se percata correctamente de los objetos y las condiciones que la rodean
  • Síntomas de psicosis: delirio o pensamientos desordenados desconectados de la realidad

Efectos indeseados

Los efectos de los cannabinoides sintéticos son impredecibles y en algunos casos producen efectos graves e, incluso, ponen en riesgo la vida de la persona.

Pueden producirse efectos psicóticos que incluyen:

  • Ansiedad extrema
  • Confusión
  • Paranoia: desconfianza extrema e injustificada de los demás
  • Alucinaciones: sensaciones e imágenes que parecen reales pero no lo son

Las personas que consumieron cannabinoides sintéticos e ingresaron en urgencias presentaron síntomas graves, como por ejemplo…

  • Comportamiento violento
  • Pensamientos suicidas
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Vómitos

También es posible sufrir una sobredosis y que se produzcan alguno o varios de los siguientes efectos:

  • Reacciones tóxicas
  • Aumento de la presión arterial
  • Reducción del flujo de sangre al corazón
  • Daño a los riñones
  • Convulsiones

Estos productos pueden, dependiendo de su composición, contener sustancias que causan efectos muy diferentes a los que podría esperar quien decide consumirlos. De hecho, en algunos casos se ha producido la muerte de la persona debido a que contenían opioides sintéticos. Una sobredosis de estos produce una disminución progresiva del nivel de consciencia, pudiendo provocar una depresión respiratoria.

Más información:

- Cannabinoides sintéticos (K2/Spice) – DrugFacts. Instituto Nacional de los Estados Unidos sobre el Abuso de Drogas (NIDA).

- Cannabinoides sintéticos. Revista Hegoak, número 23.

- Marihuana sintética. Hegoak.

Instituto Navarro de la Juventud
Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra