La prevención de los riesgos

La prevención de los riesgos

En la actualidad la falta de educación sexual y los modelos de relación que ofrece la televisión, las series y la pornografía, están favoreciendo la presencia de consecuencias negativas: Infecciones de transmisión sexual como la clamidia, la gonococia o la sífilis, embarazos no deseados, violencia sexual o  discriminación.

En las relaciones sexuales, para ganar en protección y prevenir riesgos es importante plantearse la utilización del preservativo y la comunicación y cultivar el buen trato, el cuidado mutuo y el placer compartido.

Aunque el preservativo es un instrumento que permite prevenir ITS y embarazos y disfrutar de  relaciones sexuales seguras, saludables y placenteras, alejadas de los miedos y preocupaciones del antes, del durante y del después, en el “imaginario colectivo” sigue siendo aún hoy un elemento denostado, asociado a “estorbo”, “corta el buen rollo”, “reducción de placer” o relaciones inestables, esporádicas o de desconfianza, lo que dificulta disfrutar de sus ventajas y hacer un uso más generalizado del mismo.

Además el preservativo fomenta la responsabilidad compartida de la prevención, la planificación del embarazo y el dedicarle el espacio y el cuidado necesario a la relación sexual. Hablar de usarlo abre las puertas a la autoestima, la confianza, la comunicación…  El placer y el disfrute se incrementan al desaparecer el miedo a un embarazo no planificado.

Por todo ello es importante poner en VALOR el preservativo masculino o de uso externo y el femenino o de uso interno como método a utilizar tanto en el coito vaginal, como en el sexo oral o el coito anal.

Más información:

videos

Rozalén: Comiéndote a besos
16/07/2019

indj
ispln