¿Saludable?

Puede ayudar a romper la rutina diaria y sentir un cierto bienestar, pero también puede desencadenar ansiedad, miedo, desconfianza o pánico. Reduce la atención. La concentración y el tiempo de reacción. También reduce la coordinación y el equilibrio. De ahí las posibles consecuencias adversas en los estudios, el trabajo o la conducción.

Asociadas al consumo crónico y/o excesivo, en algunas personas puede incluso producir adicción o enfermedades mentales graves. Cuando se fuma, se añade el riesgo de enfermedades asociadas al tabaco. Están aumentando las consultas (urgencias, salud mental…) relacionadas con su consumo.

Los efectos farmacológicos de algunos componentes del cannabis (CBD, CBC, CBG, THC,…) tienen uso medicinal (antiinflamatorio, analgésico, anticonvulsivante, etc.) con modos de aplicación diferentes (en gotas o pastillas), y siempre bajo supervisión y control médico.

En España está autorizado su uso medicinal con receta médica para determinadas patologías siempre y cuando otros tratamientos no hayan sido efectivos en el tratamiento de las mismas.

videos

Como el pan y la mantequilla
18/07/2019

indj
ispln