¿Se puede jugar de forma responsable?

Como ya se ha dicho, jugar puede ser una forma de entretenerse y divertirse, sabiendo que se puede ganar pero también perder.
Claves para evitar el uso excesivo de los juegos nos permitirán seguir disfrutando de ellos.

  • Estableciendo límites en el tiempo y el dinero que se quiere jugar.
  • No intentando recuperar el dinero perdido apostando más.
  • Si el juego estropea las relaciones familiares o las amistades, puede ser un signo de alarma.
  • No pidiendo dinero prestado para seguir jugando.
  • Evitando dejar nuestras obligaciones (estudios, trabajo, etc.) de lado para seguir jugando.
  • No jugar como forma de solucionar o evadirse de los problemas.
  • Cuando jugar se convierte en un problema y deja de ser divertido, ya no es un juego.

Puede encontrar más información aquí.

indj
ispln