Ser protagonista de la propia vida

Ser protagonista de la propia vida

Conducir mi propia barca, marcar mi camino

El desarrollo corporal, mental y social que tenemos en la adolescencia y juventud nos traen nuevas posibilidades: mayor resistencia y capacidad física, conocernos más, atracción por otras personas, desarrollo de nuevos puntos de vista, discusiones más profundas, nuevas relaciones, mayor autonomía, etc.

Las personas con las que nos relacionamos y los espacios en los que interactuamos nos ofrecen oportunidades para experimentar, sentir, distinguir lo que nos gusta de lo que nos disgusta, adquirir nuevos conocimientos, etc.

Cada vez se nos va planteando más el decidir cómo quiero que sea mi vida actual y futura e ir viendo si lo que hago se corresponde con eso que quiero.

videos

Kouso: Creo en mí
23/05/2019

Macaco: Toc Toc
23/05/2019

Rozalen (con Estopa) Vivir
23/05/2019

indj
ispln