Tabaco: efectos encadenados

Tabaco: efectos encadenados
Fuente: World Health Organization, Regional Office for Europe, Public Health Panorama. Volume 6, Issue 2, June 2020 Panorama

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora, cada 31 de mayo, el Día Mundial Sin Tabaco. En él, alerta sobre el impacto de los cigarrillos en la salud. Y no solo de quienes los consumen, que pueden considerarse los efectos de primera mano, sino que también tiene consecuencias para otras personas y para el medio ambiente. De ahí que la OMS inste a que todos los días pueda celebrarse un Día Sin Tabaco.

Pone en riesgo tu salud

 

Tabaco de segunda mano

Este apartado hace referencia al humo que se inhala de forma involuntaria al estar las personas expuestas a un ambiente donde otras han fumado.

 

  • No hay un nivel seguro de exposición al humo del tabaco, aunque no fumemos.
  • Las personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco corren el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y graves trastornos cardiovasculares y respiratorios.
  • Casi la mitad de los niños/as respiran habitualmente aire contaminado por humo de tabaco en los lugares públicos.

Pone en riesgo a no fumadores/as

Anualmente se producen en el mundo 1,2 millones de muertes prematuras, 65.000 de menores, por enfermedades atribuibles al humo del tabaco (OMS, 2019).

En España cerca del 20% de la población estuvo expuesta al humo del tabaco en bares y restaurantes a pesar de la prohibición (Eurobarómetro, 2020).

 

Tabaco de tercera mano

El tabaco de tercera mano se refiere a los residuos que se depositan en el cabello, la ropa, objetos, muebles, alfombras, coches… y se absorben, pudiendo permanecer durante mucho tiempo después de que se haya consumido.

Permanece en superficies y reacciona con otras sustancias

  • El humo se queda en los salpicaderos de los coches, en la ropa que usamos y prestamos (bufanda, gorros, chaquetas…), en la piel de nuestras mascotas y vuelve a suspenderse constantemente.
  • Los residuos reaccionan con los oxidantes y otros compuestos en el medio ambiente y producen contaminantes secundarios considerados cancerígenos.
  • Abrir ventanas o usar un ventilador no evita que se forme humo de tercera mano ni impide que se inhale. Los métodos de limpieza normales no son efectivos.
  • En casa, niños y niñas son especialmente susceptibles porque además de respirar cerca, gatean y juegan, tocan superficies y se contaminan al llevarse todo a la boca.

La única protección eficaz son entorno totalmente exentor de humo de tabaco.

 

Tabaco de cuarta mano

Este punto hace referencia al impacto medio ambiental y los riesgos para la salud de la producción, distribución, consumo y post-consumo del tabaco.

Su producción, distribución, consumo y post-consumo acumula efectos devastadores sobre el medio ambiente

         1. Durante el cultivo, secado y distribución del tabaco:

  • En todo el mundo, aproximadamente 200.000 hectáreas se destinan al cultivo y curado del tabaco cada año.
  • El cultivo de tabaco implica:
    • La desforestación, la pérdida de diversidad biológica, la erosión y degradación del suelo.
    • La contaminación del agua.
    • El aumento del dióxido de carbono atmosférico.
    • El uso de productos químicos (plaguicidas, fertilizantes y reguladores del crecimiento) que pueden afectar las fuentes de agua potable.
  • Para secar las hojas de tabaco de 300 cigarrillos producidos se necesita un árbol.
  • Se estima que las emisiones de la producción de tabaco equivalen a 3 millones de vuelos transatlánticos.

         2. Durante su consumo y combustión:

  • El humo del tabaco contiene tres tipos de gases de efecto invernadero: dióxido de carbono, metano y óxidos nitrosos.
  • Si se utiliza un fósforo de madera para encender los cigarrillos, los seis billones de cigarrillos que se fuman en todo el mundo cada año requerirían la destrucción de unos nueve millones de árboles para producir tres billones de fósforos.

         3. Residuos. El post-consumo:

  • Los 6 billones de cigarrillos fabricados anualmente equivaldrían a unas 1.800.000 toneladas de residuos de envases, compuestos de papel, tinta, celofán, papel de aluminio y pegamento.
  • Las colillas de cigarrillos se encuentran entre los desechos más frecuentes que se recogen en las playas y orillas del agua. En las colillas se han identificado sustancias como arsénico, plomo, nicotina y formaldehído.

Entre el 60% y el 70% que trabajan en el cultivo del tabaco son mujeres y están expuestas a productos químicos peligrosos (OMS, 2017).

Para saber más: 

Tabaco de tercera mano 

 

 

Tabaco: efectos encadenados
Instituto Navarro de la Juventud
Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra